Esta es la traducción del blog “Moving Renewable Energy Forward in Nicaragua” publicado anteriormente en reVOLT. Para leer el original en inglés hacer click aquí.

This is the translation of the previous blog “Moving Renewable Energy Forward in Nicaragua.” For the original English version, click here.

La semana pasada, el equipo de Centroamérica del Worldwatch Institute – junto con nuestros socios de INCAE Business School – reunimos a un grupo de trabajo de cerca de 40 expertos en energía renovable en Managua, Nicaragua. El taller, cuyo tema principal fue “El acceso a la energía en comunidades de bajos recursos a través de iniciativas sostenibles” contó con la destacada participación y ponencias de representantes del Ministerio de Energía y Minas de Nicaragua, de  la Asociación de Renovables de Nicaragua, del desarrollador de proyectos eólicos más importante de la región, así como de una serie de iniciativas energéticas en zonas rurales. El grupo de trabajo analizó la investigación y metodología del Worldwatch Institute así como nuestro impacto a la hora de incrementar la participación de las renovables en la matriz energética de la región.

Los participantes del taller “El Futuro de la Energía Renovable en Nicaragua” en el campus de INCAE Business School, en Managua, Nicaragua.

El Director del Programa de Clima y Energía del Worldwatch, Alexander Ochs, se dirigió a los participantes del evento recordándoles que el objetivo principal de nuestros esfuerzos no es simplemente promover las diferentes tecnologías energéticas renovables por sí mismas – si bien estas discusiones pueden quedarse estancadas en detalles técnicos – sino los resultados ambientales, sociales y económicos que conlleva la energía limpia y localmente generada. La energía renovable es un medio para alcanzar prioridades políticas de ámbito general: dar acceso a fuentes modernas de energía, mitigación de la contaminación local y el cambio climático, y abordar cuestiones importantes de salud, educación y género. En una región donde los países dedican de un 5 al 15 por ciento de su PIB para la importación de combustibles fósiles, los cuales conllevan costos sociales, ambientales y económicos adicionales, la producción de energía renovable local es un requisito para su desarrollo económico sostenible.

Los objetivos de nuestro taller fueron reunir a un grupo de líderes de la política, industria y comunitarios con el fin de analizar los conocimientos y actividades existentes en la región en torno a las energías renovables, así como la identificación de lagunas en materia de capacidad y la necesidad de reformas políticas y administrativas. Estos objetivos se lograron mediante una serie de ponencias seguidas de un diálogo abierto e interacciones entre los participantes. El taller fue organizado en dos sesiones plenarias y cuatro grupos de discusión.

La Dra. Ana María Majano, co-anfitriona del evento y Directora Asociada del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE Business School, moderó un grupo de ponentes relacionados con diversos campos de las energías renovables. Entre los ponentes se encontraba el representante de la compañía de energía solar Suni Solar y el representante de la empresa fabricante de cocinas eficientes MI FOGÓN, Juan Gutiérrez, quien reiteró la conexión entre proyectos de energía sostenible y el desarrollo socioeconómico en Nicaragua. Actualmente Nicaragua cuenta con la menor tasa de electrificación de América Central, en torno 72 por ciento, sin embargo en los últimos años ha progresado en este ámbito. También se destaco la mejoría en suministro de energía eléctrica en áreas cubiertas por la red eléctrica nacional,  destacando la estabilidad actual comparada con las interrupciones constantes y duraderas de la década pasada. El Sr. Douglas González de Suni Solar señaló el constante progreso en los últimos años a través la instalación de pequeños sistemas descentralizados de energía solar fotovoltaica. Representando a los grandes generadores de energía, Sean Porter de Globeleq Mesoamerica Energy expuso las dificultades administrativas que su empresa está afrontando durante la construcción Eolo, un nuevo parque eólico de 45 MW en Nicaragua.

Grupos de trabajo abordan cuestiones relacionadas con las barreras y facilitadores para el despliegue de las energías renovables en Nicaragua.

Los grupos de discusión interactivos que se formaron durante el taller identificaron importantes barreras políticas, regulatorias, administrativas y financieras para el desarrollo de las energías renovables en Nicaragua y cómo superar estos obstáculos. Los participantes aprovecharon la oportunidad para aportar soluciones a las barreras identificadas mediante una serie de preguntas elaboradas durante la discusión interactiva y con el apoyo de un facilitador que moderó las discusiones y presentó los resultados posteriormente a todos los participantes del taller.

Además de identificar barreras, el taller en Nicaragua destacó los éxitos alcanzados por este país con el fin de compartir información relacionada con “facilitadores” de energía renovable en lo referente a marcos, políticas y medidas que impulsen el desarrollo de la energía renovable. La Viceministra de Energía y Minas, Lorena Lanza, habló de varias iniciativas de electrificación rural en Nicaragua, tal como el Programa de Electrificación Rural en Zonas Aisladas (PERZA), el cual suministró electricidad por primera vez a 6.863 viviendas a través de la instalación de pequeños equipos solares entre 2003 y 2011 (año en que concluyó su financiación). El informe Climatescope 2012, recientemente publicado por Bloomberg New Energy Finance destaca a Nicaragua por tener el nivel más alto de penetración de microfinanzas verdes en América Central, lo cual representa una muy buena noticia para los proveedores de energía renovable distribuida, instaladores y consumidores. A grandes rasgos Nicaragua, el país con menores ingresos per cápita en el hemisferio occidental después de Haití, ocupó el primer lugar en el ranking Climascopio 2012 en el parámetro de Inversiones en energía limpia y créditos a proyectos en torno al cambio climático, atestiguando así el enorme avance del país en el ámbito político y administrativo.

El Gobierno de Nicaragua, a través del Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH), ha indicado el objetivo de alcanzar el 94 por ciento de su capacidad instalada a base de fuentes de energía renovables para el año 2017. Esto supone un gran cambio en la matriz energética de un país en el cual el 65 por ciento de la electricidad provenía de derivados del petróleo en el 2011. En la actualidad, Nicaragua cuenta con el segundo mayor porcentaje de participación de energías renovables no hidráulicas en la región con un 21 por ciento, en parte gracias a sus plantas geotérmicas Polaris y Momotombo, y el parque eólico Amayo. En este contexto, el grupo de trabajo analizó este ambicioso objetivo dada la disponibilidad de financiación y el clima de inversión actual.

El equipo de Centroamérica del Worldwatch Institute visita la Planta Geotérmica Momotombo, al pie del Volcán Momotombo en la orilla del Lago Managua.

En la actualidad, el país cuenta con 87 MW de energía geotérmica en operación. Sin embargo, el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector Energético (ESMAP) del Banco Mundial estima que Nicaragua tiene un potencial geotérmico estimado de 1200 MW – una cifra superior a la capacidad total instalada en 2011 (1.094 MW) y el mayor potencial en toda la región. En cuanto a la energía solar, eólica, biomasa, conversión de residuos sólidos en energía, y pequeñas hidroeléctricas, el potencial preliminar de Nicaragua es enorme, resaltando la necesidad de llevar a cabo evaluaciones detalladas de estos recursos. El avance de las energías renovables en Nicaragua dependerá en gran parte en superar las barreras político-administrativas en materia energética, en el fortalecimiento de los factores que posibiliten el desarrollo de las mismas, y en la disponibilidad y utilización de los fondos necesarios. Nuestro taller fue un gran paso en esta dirección.

Esta visita a Centroamérica nos ha brindado la oportunidad de observar el liderazgo regional en torno a la energía renovable y estamos muy agradecidos a los participantes del taller por sus aportes de alta calidad. A través de esta consulta, hemos identificado áreas clave en las que son necesarias reformas para el establecimiento de Nicaragua como un líder mundial en energías renovables. En los próximos meses, seguiremos informándoles sobre las conclusiones de los talleres y El Futuro de la Energía Renovable en Centroamérica.

Por favor, consulte nuestra página web del proyecto para obtener más información sobre el taller, incluyendo las presentaciones, fotografías y entrevistas con expertos de energía renovable en Nicaragua.

Estamos agradecidos por el generoso apoyo de la Alianza Clima y Desarrollo y la Alianza en Energía y Ambiente con Centroamérica.

Related Posts with Thumbnails
Central America, development, energy, renewable energy