Echa un vistazo a nuestro último artículo publicado en El Diario de Bolivia sobre la subida de los precios. El artículo propone iniciativas innovadoras como el programa de alimentación escolar y agricultura respetuosa con el medio ambiente en Bolivia y en África suEl Diario Bolivia Nutriendo al Planeta b-sahariana que pueden ayudar a afrontar la actual crisis de precios de los alimentos.

By Patricia Baquero

La semana pasada se ha llevado a cabo el encuentro de Agricultura y Desarrollo Rural del Banco Mundial, enfocado este año en comprender Volatilidad y Gestión de riesgos.

Baquero

(Imágen por Allan Crossman)

En la apretada agenda del evento, el Banco Mundial ha tratado temas muy variados como la importancia de la investigación para el desarrollo, experiencias en la ampliación de proyectos, innovaciones y retos en agricultura y desarrollo rural, cooperación sur-sur o desarrollo rural productivo impulsado por la comunidad.

La sesión sobre Cooperación Sur-Sur ha tratado sobre el innovador mercado entre África y Brasil como una oportunidad para promover innovación, intercambio de conocimiento y aumento de la cooperación técnica entre las regiones. Desde las tres representaciones presentes: Embrapa (Brasil), FARA (Ghana-África) y la Universidad de Dar es Salaam (Tanzania-África) se han abordado los diferentes puntos de vistas, retos y claves para el éxito de este proyecto.

Willem Janssen de la división Latino América y Caribe del Banco Mundial presenta la cooperación Sur-Sur como un intercambio de recursos, tecnología y conocimiento entre países en desarrollo. Se produce tanto una trasferencia (en una dirección) como un intercambio (en ambas direcciones). La razón principal de esta cooperación se basa en el hecho de que alcanzar los objetivos del milenio es un reto muy difícil, y esta es una interesante propuesta a añadir para combatir el hambre y la pobreza.  “Actualmente el mundo está cambiando, y países como Brasil, India, China y Rusia están ahora en el escenario. Brasil ocupa el tercer puesto en la agricultura mundial y China es uno de los principales exportadores.”

Estos países pueden ofrecer su experiencia en el desarrollo a otros países más desfavorecidos. Brasil está ofreciendo cooperación técnica, mientras que China cooperación física y financiera.

Read the rest of this entry

Africa, agricultura, Banco Mundial, biofuel, Brasil, Caribe, China, comunidad, cooperación, desarrollo, Embrapa, FARA, Ghana, hambre, India, Latino América, mercado, nutrición, objetivos del milenio, pobreza, proyecto, recursos, recursos naturales, Rusia, sabana, Sur-Sur, Tanzania

By Patricia Baquero

La oficina de Washington en Latino América (WOLA) y el Instituto Humanista para la cooperación al Desarrollo (HIVOS) han presentado hoy la charla titulada: Formas de ganarse la vida, mercados y desarrollo agroecológico: promoviendo economías rurales vibrantes en Latino América.

PROAMO-Walmart-WOLA-HIVOS-organica-organico-sostenible-Cooperativas-sin-Fronteras-agroecologico-Holzim-ITAIPU

(Centro de Comunicación y Prensa MAG)

Francisco Fonseca es el director de la Corporación Educativa para el Desarrollo Costarricense (CEDECO) la cual lleva trabajando 27 años en Costa Rica y en los últimos 6 años en otros países de Latino América y el Caribe. Los objetivos principales de CEDECO son erradicar la pobreza, promover el desarrollo rural y combatir el cambio climático. Para ello promueven la agricultura orgánica como una fuente de producción más sustentable y respetuosa con el medio ambiente.  “Por un lado se pretende aumentar los beneficios de los agricultores como productores y también desarrollar sus habilidades para poder crear su propio negocio.” La organización trata de establecer vínculos entre los agricultores y los mercados de Orgánicos y de Comercio Justo.

La producción de café orgánico es un ejemplo que da beneficios a los agricultores y evita la migración de los campesinos a las ciudades o incluso a Estados Unidos o Europa.  También  genera nuevos trabajos en cafeterías o coffee shops para la venta y consumo del producto.

CEDECO tiene una línea de investigación sobre como una agricultura orgánica y sostenible puede contribuir al medio ambiente: “los agricultores  están vendiendo el carbón que atrapan en sus suelos a grandes empresas, para que estas puedan reducir la huella de carbón que generan. Es un beneficio mutuo ya que los agricultores compensan el costo de la subida de los precios del petróleo y las empresas pueden mitigar las emisiones de CO2.” Empresas como la suiza Holzim o la hidroeléctrica ITAIPU en Paraguay están compensando de esta forma sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Read the rest of this entry

agricultura orgánica, agroecológico, América Latina, Brasil, café, cambio climático, carbón, Caribe, CEDECO, CO2, comercio justo, Cooperativas sin Fronteras, Costa Rica, desarrollo rural, el Salvador, emisiones, gases de efecto invernadero, HIVOS, Holzim, ITAIPU, medio ambiente, orgánico, Paraguay, pobreza, PROAMO, sector privado, sostenible, Walmart, WOLA

En este video la organización mejicana Sin Maíz no hay País nos habla de los problemas que el actual  sistema agroindustrial ha ocasionado. Tradicionalmente Méjico ha puesto sobre la mesa de los consumidores de todo el mundo una gran variedad de sus productos. Sin embargo, tras la firma del Tratado de Libre Comercio,  las empresas privadas se han apoderado de la casi totalidad de la producción alimentaria. Actualmente tres empresas controlan más del 60 por ciento de los alimentos.

La propuesta para luchar contra el hambre y el cambio climático es retomar la agricultura campesina. Como consumidores debemos optar por alimentos frescos y locales, producidos en Méjico y por los campesinos e indígenas. Un consumo responsable y sostenible es una contribución para tu salud y además conserva la riqueza del país manteniendo su biodiversidad y protegiendo las aguas, bosques y selvas.

agricultura campesina, agroindustrial, biodiversidad, cambio climático, campesino, consumo responsable, hambre, indígena, Méjico, Sin Maíz no hay País, sistema agroindustrial, sostenible, Tratado de Libre Comercio

la vanguardiaEcha un vistazo al articulo de hoy en la Vanguardia sobre el coste de la comida rapida para el medioambiente y para tu salud. El co-director de proyectos de Nutriendo al Planeta, Brian Halweil habla del impacto que supone la produccion de carne en cuanto al gasto energetico, consumo excesivo de agua y emisiones de CO2.

Brian Halweil, La Vanguardia, Nourishing the Planet, Worldwatch

Este fin de semana, El Norte, uno de los mayores diarios de México, publicó un artículo escrito por la co-directora del proyecto Nutriendo el Planeta Danielle Nierenberg y el director de Clima y Energía del Instituto Worldwatch Alexander Ochs, acerca de soluciones que ofrece la agricultura al cambio climático.

agricultura, Alexander Ochs, cambio climático, Danielle Nierenberg, El Norte, Worldwatch Institute

Nutriendo el Planeta ha sacado una columna de opinión destacada en  Excelsior de Ciudad de México. El artículo, publicado después de que la co-directora del proyecto Danielle Nierenberg hablara de la Agricultura y Desarrollo Rural en un evento paralelo en el día de la COP16 de la CMNUCC en Cancún, describe la capacidad de los agricultores de adaptarse al cambio climático.

Agricultura y Desarrollo Rural, Cancun, Ciudad de Mexico, Danielle Nierenberg, Excelsior

En Zambia, el sorgo – un cereal resistente a la sequía que crece con vigor en este país – era considerado un “cultivo de los pobres” en el pasado,  usualmente rechazado por agricultores de pequeña escala en favor del maíz, que era más comercialmente viable. Pero un artículo en la edición de Junio de Farming Matters explica como una cervecería de Zambia con una nueva marca de cerveza está cambiando la manera en que los agricultores de pequeña escala piensan sobre el sorgo.

Para mejorar los medios de vida locales y producir una cerveza asequible, Zambia sorgo Cervecerías compras a los agricultores locales.

Mientras la mayoría de las cervezas claras, como las lagers y las pilseners, son fabricadas con cebadas caras e importadas, la Eagle Lager de Zambian Breweries es fabricada a base de sorgo. Zambian Breweries es una subsidiaria de SABMIller, basada en SudÁfrica, y compra sorgo producido por agricultores locales, aumentando los ingresos de los agricultores y proporcionando a los negocios locales una lager asequible

Para ayudar a agricultores a asociarse con la cervecería, la Cooperative League of the United States of America (CLUSA), con fondos de la Agencia para Desarrollo Internacional de las Naciones Unidas (USAID) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (IFAID) proveen préstamos para los costos iniciales de los agricultores, así como también capacitación agrícola para asegurarse que los cultivos estan cualificados para los estándares de calidad de la cervecería. Con el apoyo de CLUSA, la cervecería obtiene un flujo constante de sorgo para producir su cerveza y los agricultores ganan acceso a un mercado seguro, un precio fijo para sus cultivos e ingresos consistentes.

Para producir cultivos más grandes de sorgo de alta calidad, CLUSA y la cervecería fomentan la implementación de prácticas agrícolas de conservación ambiental – una combinación de técnicas simples como labranza nula o mínima, cobertura de suelos, rotación de cultivos e inter-plantado. La agricultura de conservación puede reducir la necesidad de agregados, como fertilización artificial, pesticidas y herbicidas. Y beneficia a los otros cultivos que están creciendo por la mejora de la fertilidad del suelo, controlando plagas y hierbas, y mejorando el manejo del agua. En Zambia, el rendimiento de maíz ha aumentado un 75% y el rendimiento de algodón 60%, todo gracias a la agricultura de conservación. (Ver también: Usando el Mercado para crear Prácticas Resilientes de Agricultura, Para Mejorar la Competitividad de Emprendimientos Rurales, Conectando a Agricultores con el Sector Privado y Plan de Llamadas Sostenibles.)

Cuando la colaboración entre Zambia Breweries y los agricultores locales está en funcionamiento, puede que no todas las asociaciones entre compañías y agricultores vayan bien. Sin la apropiada regulación, puede que las compañías se aprovechen de un monopolio; los agricultores pueden quedar en deuda con la compañía y perder el control de sus granjas y cultivos; y el gran incentivo financiero por producir un cultivo específico puede amenazar la diversidad total de cultivos.

Pero en Zambia, más de 4500 agricultores de pequeña escala en 14 distritos están actualmente viendo un crecimiento de sus ingresos debido a su contrato con Zambia Breweries. Reconociendo la importancia de este beneficio, el gobierno de Zambia recientemente bajó los impuestos para la Eagle Lager como una manera de incentivar a Zambian Breweries para que continue trabajando con los agricultores locales. Y SABMiller está tratando de formar asociaciones similares con agricultores de sorgo en Uganda, Zimbabwe, Tanzania y Mozambique.

Para leer más sobre cómo estas asociaciones entre compañías locales y agricultores de pequeña escala puede mejorar la calidad de vida y proveer otros beneficios al medio ambiente y la comunidad, ver: Protegiendo la Fauna al Mejorar la Seguridad de la Comida, Salud y Calidad de Vida, Mejorando el Acceso de Mujeres Africanas a Programas de Entrenamiento Agrícola, y Usando Pequeñas Empresas para Crear Mercados Locales.

CLUSA, Farming Matters, IFAD, SABMiller, USAID, Zambia Breweries

En la agricultura, algunas veces menos es más, especialmente cuando tiene que ver con la calidad de la tierra. Los monocultivos, como el maíz y la soja, dependen en gran manera de tractores que labren la tierra. Y mientras que estas prácticas han aumentado las cosechas durante los últimos sesenta años, también han dejado mucho daño a las tierras. El derrumbamiento de la tierra baldía puede causar sequedad y erosión, lo que ocasiona la pérdida de nutrientes en la tierra que las cosechas necesitan para prosperar.

En Tanzania, un entrenador se muestra el uso de una sembradora directa de fabricación brasileña (Foto: FAO)

Cero labranza, por otra parte, ayuda a retener la humedad, prevenir la erosión, y conservar los nutrientes. La tierra se cubre con restos de plantas de las cosechas de la temporada previa o cualquier materia orgánica adicional, como excremento animal. Y las semillas se plantan en tierra no labrada en hoyos o zanjas estrechas.

En Argentina, de acuerdo con Millones Alimentados: Éxito Probado en el Desarrollo Agricultural del IFPRI, se estima que el uso de cero labranza en el cultivo de soja ha traido una ganancia de $4.7 billones desde 1991. Además, entre los años 1993 y 1999, la agricultura de cero labranza condujo a la creación de 200.000 trabajos de agricultura y otros de extensión relacionados.

En las llanuras Indo-Gangéticas en el norte de la India, el cultivo de arroz y trigo aumentó como resultado del desarrollo tecnológico del ejercicio de cero labranza. En los 1990s, un intento para crear hoyos en la tierra no labrada fue desarrollado y distribuido a bajo costo. La asequibilidad y accesibilidad de la tecnología culminaron con el uso extendido de la técnica en el área. Hoy, cero o baja labranza constituye de un quinto a un cuarto de la producción de trigo en esta zona. De acuerdo con Millones Alimentados, varios estudios demuestran que los agricultores podrían aumentar sus ingresos hasta $97 por hectárea de terreno gracias a la producción mejorada y una reducción en el costo y tiempo que se usan para la preparación de la tierra.

De acuerdo a un estudio del 2004 de agricultores de la FAO y el IFAD en Tanzania, usar herramientas creadas específicamente para la agricultura de cero labranza ahorró 75 por ciento del tiempo que se necesita usualmente para limpiar la tierra y preparar los campos. Y en otras partes en África del Este, la FAO, asociada con la Red Africana de Conservación de Labranza, está ayudando a implementar un proyecto de agricultura de conservación de tres años para 4.000 agricultores en Kenia y Tanzania. Durante el proyecto, los agricultores en África serán conectados con agricultores en Brasil para extender su educación directamente  de aquellos que ya se han beneficiado de éste método de plantación de “menos es más.”

African Conservation Tillage Network, Drought, FAO, IFAD, IFPRI, Innovation of the Week, Millions Fed, moisture, Soil, tillage, Water, zero tillage

Durante los últimos años, China, India y el Medio Oriente han invertido bastante en tierras Africanas, espoleados por las crisis globales de alimentos y económicas, así como amenazas en el cambio del clima, el crecimiento de la población y la escasez de agua.

Fotographia: Bernard Pollack

Al controlar terreno agrícola en Kenia, Etiopía, y otros lugares del continente, estas naciones esperan asegurar futuros suministros de alimentos para sus poblaciones, aún mientras África subsahariana se enfrenta cada vez más al hambre. Por lo menos 23 millones de personas están en riesgo de morir de hambre en el Cuerno de África. Y estas inversiones extranjeras, que siguen aumentando en el terreno Africano, han permanecido la mayor parte del tiempo fuera del radar global. Además, el empujón para fuentes de energía alternativa están haciendo que los inversores compren terreno para cosechas destinadas a la producción de energía, como el maíz y la caña de azúcar, que generalmente se usan para producir biocombustibles en lugar de alimentos.

Algunos expertos piensan que “la apropiación de tierras” o las inversiones en tierras extranjeras son un progreso para la agricultura, trayendo desarrollo y agricultura masiva a los países pobres por medio de la introducción de nuevas tecnologías y trabajos. Pero, como explica el artículo, La Gran Apropiación de Tierras, coescrito por el miembro del Grupo Asesor de Nutriendo al Planeta Anuradha Mitta, “los negocios corporativos se han establecido en países en desarrollo con el efecto de desplazar a los agricultores independientes de su terreno o metabolizar las operaciones en las granjas para que los agricultores se conviertan en una clase trabajadora dentro de la plantación.”

Las apropiaciones de tierras pueden suponer un gran costo para los agricultores y comunidades locales. En Pakistán, por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos compraron 324.000 hectáreas de terreno en la provincia de Punjab. De acuerdo a un movimiento de agricultores locales, esta compra desplazará a unos 25.000 aldeanos de la provincia, donde el 94 por ciento de la gente son agricultores de subsistencia que sólo utilizan unas 2 hectáreas de terreno cada uno. Como resultado de estas “apropiaciones de tierras,”  no sólo los agricultores son desplazados del terreno sino que también sufre la economía local. Varios países afectados por el hambre como Sudan y Kenia, tendrán que importar alimentos que habían sido cultivados localmente.

agricultura, Apropiación de Tierras, Cuerno de África, Nutriendo Al Planeta